De guía por Madrid

Soy hija única, no sé si lo había comentado por aquí alguna vez. Mi madre tiene dos hermanas, y una de esas hermanas tiene una hija (mi prima) que a su vez tiene un hijo. Este hijo, al parecer, según los grados de parentescos lejanos, de esos con los que no me aclaro mucho, es mi sobrino segundo. Como no sé si algún día podré llamar sobrino a alguien (por eso de ser hija única que os comentaba) me cogí como un clavo ardiendo a él. ¡Oir eso de “Tía” me sienta genial!

Bueno, a lo que íbamos, este niño, de 20 años, es de Aranda de Duero, se ha criado en Burgos y ahora vive en Santander. Así que hace una semana se bajó a Madrid a conocerlo de mano de su tía madrileña, sease, yo.

Cuando me pude a organizar esos dos días y medio me di cuenta de lo difícil que es planear una visita turística en nuestra propia ciudad ¿lo habéis hecho alguna vez? Yo tengo una puesta en la web (Madrid en 3 días) pero eso es para gente que sin conocer Madrid quiere ver lo típico. pero cuando lo que quieres es enseñar tu ciudad, tal y como tu la vez o la vives… ahí la cosa cambia.

El primer día me lo llevé a cenar a un armenio, quería que probase algo nuevo y mostrarle la gran oferta gastronómica que tiene Madrid. Por si os interesa, al que fui yo se llama Gayane´s y está todo estupendo (con la opción del Tenedor tenéis un 30% de descuento en la carta, aunque si que es cierto que con el precio de la bebida se pasan un poco)

Si queréis haceos la aplicación utilizar este código -> 756456E7 <- para recibir 1000 yums (equivale a 10€ de descuento en la cuenta)

Después nos fuimos a descubrir la noche madrileña: karaoke, Huertas, Sol… Pero sin pasarnos mucho que yo había trabajado esa mañana. Unos churros con chocolate para despertarnos y después más de 3h al Prado. Comimos y me lo llevé a ver el Congreso de los diputados y el Carrión goyesco. De ahí cogimos los buses rojos turísticos (porque trabajo ahí) para ver Castellanas, Bernabéu… sitios que creo que no tienen mucho que ver y de pasada valían. Y bajamos en el MAN para recorrerlo en unas 2h (que como era sábado era gratis, ¡qué way! porque después d los 30€ de entrada del Prado…)

Volvimos a coger el bus, pero esta vez para ver el Madrid histórico y llegamos hasta Debod, sitio que considero de obligada visita en Madrid al atardecer: paseo por Parque del oeste, Palacio, Jardines de Sabatini, teatro real, helado estupendo en una heladería siciliana mientras vimos la catedral de la Almudena (soy de las que piensa que la catedral no merece la pena pero sus criptas si) y pasito por Mayor hasta la Plaza Mayor (viendo el Mercado de San Miguel y la estatua del ángel estrellado evidentemente) para comprar en La Campana unos bocadillos de calamares.

El último día me lo llevé a ver Lavapies, y el street-art que últimamente tiene de moda, el rastro y su zona de antigüedades y a comer a la Latina (al bar de Lucio, no a su restaurante) De ahí el muchacho ya se iba. Cierto es que me quedó mucho por enseñarle, como mi adorado retiro, pero creo que así visitó Madrid, sino que lo vivió ¿Qué pensáis vosotros? ¿tenéis los mismos problemas que yo cuando se trata de mostrar vuestra ciudad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s