Mi escapada a Viena

Lo de irme a Viena surgió sin más, me dieron en el trabajo los tres últimos días de julio y pensé ¿y que hago en Madrid 3 días sin hacer nada? Miré para volver a Berlín y visitar todo lo que me queda de la capital alemana, pero vi lo baratos que estaban los vuelos a Viena, era una ciudad que no conocía… ¡y me cogí los vuelos para allí!

Mi viaje, como os he contado en redes sociales, ya empezó mal: me enteré nada más aterrizar que había suspendido el primer examen de la oposición que estoy preparando, lo que me deja fuera del proceso selectivo de este año. Así que me he pasado medio viaje llorando. Puede que por ese estado de ánimo lúgubre me haya fijado más de lo normal en las cosas malas de la ciudad austriaca. O puede que no, puede simplemente que las tenga y cualquiera se percate de ello.

Hay muchas cosas que me han gustado: nunca he visto una ciudad tan límpia, de hecho me plantee el reto de buscar algo tirado en el suelo y en mi primera tarde allí no fui capaz de verlo ¡ni una simple colilla! esto me impresionó no por lo locales, puedo entender que sean cívicos y no tires sus desperdicios al suelo (¡ojalá los madrileños fuesemos así!) sino por los turistas. Como sabéis trabajo en el sector turístico madrileño y los turistas son la cosa más cerda y descuidada del mundo, tiran todo por todos los sitios, destrozan todo lo que pueden… y que allí no lo hiciesen me asombró.

También me encantó la cantidad de perros que había por doquier: restaurantes (incluso McDonalds), tiendas, transporte….

Pero, como digo, hubo mucho que no me gustó.

  1. El calor. Me avisaron de que me iba a achicharrar, que Viena en verano es un comedero… entonces ¿por qué no hay aire acondicionado en ningún sitio? raro era el restaurante que tenía aire; y no solo los pequeños locales, es que ni los McDonalds, Vapiano, Starbucks… nada tenía aire! Tampoco en el transporte público o en los museos. No entiendo por qué les gusta morirse de calor.
  2. El timo de la tarta. La tarta sacher es de las más famosas, no solo en Austria. Todo el mundo recomienda ir al hotel Sacher a comerla. La larga fila para entrar en dicho hotel me quitó las ganas el primer día y me fui a Landmann (y ya abusaron bastante, porque una porción de tarta y un café 14€ ya está bien) y al día siguiente volví a probar en Sacher, ahí ya no solo fue la cola (que a las 9AM ya era bastante larga) sino que me cobrasen 17€. El colmo fue ver por la mañana descargar a las furgonetas cajas de tartas de la marca Aro (Makro) ¿En serio me vais a cobrar 17€ por una tarta de supermercado? flipé.
  3. No hubo manera de que encontrase el famoso helado de violetas. No lo tenían en casi ningún sitio.
  4. Todo, repito, todo es carísimo. Y
  5. Creo que le dan demasiado bombo a la ciudad cuando, bajo mi punto de vista no es para tanto. Es decir, es bonita, si; pero Budapest o Praga le dan 1000 vueltas (bajo mi punto de vista) A eso añadimos que no tiene tanto que ver: 9€ por un tour a la ópera me parece carísimo para 20min en los que explican que todo es nuevo por el incendio que el edificio sufrió (acostumbrada a ir al teatro real de Madrid me pareció la vienesa bastante….simple) Los dos palacios me parecieron iguales, carísimos y con elementos nada originales, por ello que en el de Schönbrun cueste unos 30€ me parece un atraco ¡menos mal que me entraba en la Viena Pass si no a mi me da un algo!

Por ello mi recomendación es: si queréis entrar en todo ¡coged la Viena pass! pero vamos, que necesario no es: con entrar en la Biblioteca nacional (que es MARAVILLOSA), pasear por la ciudad viendo sus edificios (tanto de día como de noche), entrar a ver los jardines de Beldevere (si no queréis entrar no lo hagáis, os perderíais solo un montón de japoneses empujando por hacer la Foto al Beso de Klimt y ni verlo ellos) y pasear por los jardines de Schönbrun (que eso es gratuito) creo que más que suficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s