Cosas que saber si viajas a Bruselas

Bruselas tiene detalles que es mejor saber antes de corretear por sus calles. Ser capital de Bélgica no la ha excusado. Por eso aquí os dejo algo que a mi me hubiese gustado saber antes de ir:

  1. Los alrededores de la Gare du nord -> En Bruselas también tienen un Barrio Rojo, pero no es ni la prima fea del de Amsterdam. Ya que en el belga las prostitutas no tienen por qué demostrar que están ahí de forma libre y por propia voluntad. Por lo que cerca de los escaparates solo veréis grupos de hombres mirando y requetemirando a cada uno que pasa por ahí e increpando si pasas más tiempo “del debido” ante un escaparate. Y ese barrio está en la salida lateral de la Estación del norte, por ende, si vais a utilizar esa salida intentad que no sea muy de noche.

2. No admiten tarjeta de crédito/débito en muchos sitios. Les gusta el dinero contante y mondante. Así que si sois d esos míos, de los que “para qué llevar efectivo si tengo tarjeta” ya os podéis ir haciendo con una tarjeta que no os cobre mucho por sacar en cajeros externos.

Menos mal que yo tengo, y me llevé, la Bnext. Que no cobra comisión en ningún cajero las tres primeras retiradas al mes y tampoco cobra el cambio de divisa. Si utilizáis este enlace para haceos una os darán entre 5 y 10€ de bienvenida 🙂

3. Las tiendas, cafeterías… abren bastante tarde (respecto a lo que los españoles estamos acostumbrados) y cierran “pronto”. Hasta las 8 no empiezan a abrir las cafeterías en el centro y a las 8pm cierran. Las tiendas es de 9am a 8pm. Así que ante posibles excursiones planead muy bien como y donde desayunar.

4. No hay cubos de basura, y menos en el centro. La estrechez de sus calles no permite en la mayoría de los casos tener bidones de basura y que quepa el camión. Y no pueden hacerlos subterráneos porque Bruselas (como sus vecinas Gante y Brujas) está llena de canales, solo que subterráneos porque prefirieron cubrirlos a gastarse en limpiarlos. ¿Cuál ha sido la solución? planificar la recogida de basura: un día recogen plásticos, otro orgánica, otro papel… el resultado es que todos los días al pasear por sus calles veréis bolsas y bolsas de basura por doquier.

5. Hay dos tipos de clima: llueve o parece que va a llover. O al menos eso me contó gente que vivía allí. Así que, sobre todo, si vais a viajar en otoño/invierno, echad a la mochila un paraguas. Y si veis que chispea ¡a refugiarse! porque del chispeo a la lluvia torrencial no hay ni 30 segundos.

6. Acabo hablando de comida. Las raciones (los platos) son enormes. Si, el precio medio es de 18€ por plato, pero es que con un plato se ha comido más que de sobra. Y, además, la mayoría van acompañados de una ración de patatas fritas y mahonesa. ¡Ñam!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s