5 días en República Checa

Llevo intentando ir a Praga años, pero también tengo la idea de que a centro Europa hay que ir en invierno: disfrutar de la nieve y los mercadillos navideños, aprovechar que SUPUESTAMENTE hay menos gente por temor al frío… pero siempre que lo miraba estaba carísimo, hasta este año. No sé por qué la semana posterior al puente de diciembre ¡estaba súper barato! 

Los vuelos los busco siempre por Kayak, pero por la App, ya que es donde aparecen en el calendario los puntitos verdes que indican los superprecios (y para ir y volver de forma más económica tenía que ir el martes a primera hora con Ryanair y volver el domingo a primera hora también y con la misma compañía) Conseguí la ida y vuelta por 70€. Viendo que el vuelo estaba tirado miré mi página de cabecera para alojamientos, hostelworld.com, y el alojamiento también estaba genial de precio. Siempre busco hostels con una nota mínima de un 8, y encontré Old Prague Hostel. Buen precio, buen hostel y las fechas que quería; evidentemente, reservé. Esas 5 noches, en habitación doble, con desayuno incluido y la ubicación inmejorable del hostel, me costó 80€ las 5 noches en una habitación compartida de 4. Así que lo que me ahorré por un lado decidí gastármelo en visitar ciudades cercanas algunos días.

Ahora tocaba planear el viaje, y por ello empecé a informarme como una loca: guías, blogs, webs, programas de tv… y en todos ellos decían lo mismo “compra la Praga Card“. Así lo hice, y acudí a uno de mis sitios de referencia, Civitatis ¿Lo conoces verdad? Bueno, cogí a través de ellos la Praga card de dos días porque como todos sabréis Praga es una ciudad famosa por verse en un fin de semana, y yo iba más tiempo, tampoco quería estar dando vueltas por allí. Esta tarjeta no solo es buena idea por todos aquellos monumentos que están adheridos y los descuentos adicionales, sino porque mientras que esté en vigor incluye todo el transporte público (¡el Airport bus también!) Junto a cada monumento de la guía que os propongo podréis ver si admiten la tarjeta o si hacen descuentos por ella.

Hablemos ahora de dinero, en República Checa se usan las coronas checas, que al cambio, así a grosso modo, para hacer cambios rápidos, 25 coronas es 1€. También que la mayoría de los bancos cobran comisión y un tanto por ciento de lo sacado en los cajeros. Por ello tengo 3 recomendaciones:

  • Investigad el banco N26, tiene de las comisiones más bajas en estos casos.
  • Haceos con una tarjeta monedero. Yo tengo Bnext y me gusta bastante.
  • Sacad allí, no cometáis el error de pagar las tasas tan altas de España por cambiar efectivo. E intentad hacerlo de una, yo por lo que vi no hay mucho carterista y si vais al loro no pasará nada. Yo saqué 12.000 coronas y tan feliz.

El transporte allí no es nada caro (en caso de que consigas descifrar las antiguas máquinas de algunas estaciones de metro; en caso de que os coléis sin pagar más barato que os saldrá) y casi todo el centro histórico está cortado al tráfico; pero si para moveos a otras ciudades preferís alquilar un coche una de las mejores webs para ello es Skyscanner. Recordad en caso de que os mováis en coche que es necesario comprar la Vignette para las autopistas. Para llegar del aeropuerto al centro yo opté por el airport bus (porque ya que tenía la Praga Card…) pero el autobús local 119 o los taxis/Uber también lo hacen, y si preferís algo más privado podéis optar por transfer como estos.

Día 1: Cerquita del hostel tenía el barrio judío, por eso mi itinerario de esa mañana fue ese; Josefov. Además como todo está tan cerca se puede hacer a pie. Allí fui a ver:

  • Sinagoga Vieja-Nueva, del 1270 y la sinagoga más antigua deEuropa en uso. Praga card (09-00-16:30h) Leyenda: Cuando los nazis empezaron su expansión por Europa Judá Loew ben Bezale, un rabino que habitaba en el barrio judío, creó una criatura sin cerebro ni corazón que acataba sus órdenes, utilizándolo para proteger la ciudad. Pero por un descuido esta criatura enloqueció y se ció obligado a destruirla. Según dicha leyenda sus restos descansan en esa sinagoga. 
  • Sinagoga española. Praga card (09:00-16:30h)
  • Antiguo cementerio judío. Praga card (09:00-16:30h)

Donde comer

  • U Zlateho
  • Cervecería U Fleku (la más antigua del país y donde además podemos comer platos enormes, al poco tiempo de llegar a Praga descubriréis que los platos son todos gigantescos)

*Tenéis que saber que ir al baño en Praga en un chorreo de dinero (permitidme el mal chiste)ya que los más baratos cuestan 10 coronas. Y hay que tener en cuenta que algunos bares y restaurantes no tienen Wc, así que si sois de los que os vais a tomar un café solo para poder ir al baño preguntad si tienen antes de nada.

Tarde: Centro histórico (Stare Mesto)

  • Plaza de la Ciudad Vieja
  • Reloj astronómico (que tiene el espectáculo cada hora), no os esperéis gran cosa, yo me llevé un gran chasco. Leyenda: El reloj fue creado en el s.XV por Hanus, quien al poco tiempo de acabar el de Praga empezó a hacer otro mejorado y más moderno. Al enterarse los dirigentes checos le asaltaron una noche en su taller y le sacaron los ojos, haciendo así que no pudiese crear ningún otro reloj que compitiese con el checo. Años después, cuando Hanus estaba moribundo, pidió tocar su gran obra para despedirse de ella, cuando lo hizo rompió una barilla clave que hizo que el reloj estuviese sin funcionar 500 años, tras 5 siglos fue reparado, pero solo volvieron a funcionar algunas de sus opciones.
  • Torre del Antiguo Ayuntamiento, la entrada está a la izquierda del reloj
  • Iglesia de Nuestra señora de Tyn (10:00-13:00 y de 15:00 a 17:00h)
  • Iglesia de San Nicolás
  • Biblioteca del Klementium, no está permitido hacer fotografías, y la visita no es gran cosa, pero si, como yo, sois unos amantes de la lectura y los libros tenéis que entrar si o si ¡tienen una de las mejores 10 bibliotecas del mundo! (os adjunto una foto de google para que abras boca) Descuento en Praga Card (10:30-18:00h)
  • Calle Celetná, que conecta la Torre de la Pólvora con la plaza y está llena de tiendecitas de souvenirs.
  • Casa municipal Descuento con Praga card
  • Torre de la pólvora Praga card (10:00-18:00h)
  • Casa Natal de Kafka Descuento con Praga card (en la plaza en la que está además podréis ver la escultura muy famosa del escultor David Cerny de dos hombres haciendo pis con la forma de la República Checa)
  • Biblioteca municipal de Praga, cuya única atracción es la columna que tiene en la entrada. La entrada es gratuita, evidentemente, y al subir la escalinata veréis una gran columna hecha a base de libros con una apertura. Digno de ver, simplemente (en Mariánské námésti 1/98) y abierta de 13:00-20:00h
  • Museo de Lego, por llamarlo de alguna manera. Algo que descubrí en República Checa es que llaman a todo museos. Y este es uno de los mejores ejemplos. Una tienda de Lego con esculturas hechas con sus piezas, como en la mayoría de tiendas, a la que deciden llamar museo, de hecho tienen varias por todo el país, de Lego digo.
  • Cabeza de Kafka (en Otocná lava Franze Kafky)

Donde cenar: Junto al hostel había un centro comercial. Y diréis “¿qué cutre meterse en un centro comercial estando de viaje!”, y tenéis toda la razón del mundo, pero estando a -6º, agotada, y teniéndolo junto al hostel la tentación era muy fuerte (Palladium). Además en la última planta había un restaurante típico checo muy curioso y estaba todo muy bueno (OLD PRAGUE CZECH RESTAURANT). Encontré pues mi puerto nocturno. 

Praga tiene comida típica muy parecida a la de la mayoría de los países de alrededor. La mayoría a base de cerdo, y yo no como carne (solo pollo de vez en cuando, así que probar platos tradicionales se me complica) El plato tradicional es el vepro-knedlo-zelo (cerdo con pasta y col) Pero sigo pudiendo disfrutar de ese maravilloso invento que son las sopas metidas en cuencos hechos de pan.

El la plaza hay varios puestos en invierno, y muchos de ellos hacen Trdelnick, un dulce típico de pan dulce en el que meten cholócale, caramelo… ¡Tenéis que probarlo! 

Día 2: Mala Strana Mañana: A este barrio se puede ir perfectamente andando, yo lo hice por ver el famoso puente de Carlos IV desde otra perspectiva, no solo cruzándolo.

  • Isla de Kampa, cerrada en invierno
  • Calle Nerudova, la que sube a la mayoría de los monumentos y llena de restaurantes y tiendas.
  • San Jorge Praga Card (09:00-16:00h)
  • Castillo de Praga, cambio de guardia a las 12. Praga card (09:00-16:00h)
  • Catedral de San Vito. Praga card para la catedral y descuento con la tarjeta para la torre (09:00-16:00h)
  • Callejón de Oro. Praga Card (09:00-16:00h)

Donde comer:

  • Vegan´s restaurant Prague, situado en la calle Nerudova y con muy buenas opciones sobre todo de cosas calientes (cosa que en pleno mes de diciembre se agradece)
  • Pod Vezi
  • Café Savoy, ideal para tomar un café, una tarta, un bizcocho… y sentirte durante un rato un poco de la nobleza ¡porque menudos salones!

Tarde

  • Colina Petrín (10:00-18:00h)
  • El Loreto (en Loretánské namesti 11800), el muro del Hambre que hay junto a ella lo mandó construir Carlos IV para poder pagar un sueldo mínimo al pueblo en tiempos de pobreza. Descuento con la Praga card (09:30-16:00h)
  • Biblioteca del Monasterio Strahov, aquí si que se pueden hacer fotos pagando un plus. Os daré un consejo un poco malvado: para poder sacar fotos os dan una pegatina amarilla circular al pagar el plus, pero si os fijáis según estas llegando a la puerta están pegadas por todos los sitios (de todos los que salen de la biblioteca) yo, si fuese hoy, hubiese cogido una pegatina y una vez dentro me la hubiese puesto. Son 2€ de nada, cierto, pero oye… (09:00-12:00 y de 13:00 a 17:00h)
  • Torre de Petrín, una mini torre-Eiffel que, curiosamente, tiene la puerta a la misma altura sobre el nivel del mar que la parisina. Praga card: para subir a pie, el ascensor de paga a parte (10:00-18:00h)
  • Monumento a las víctimas del Comunismo, cada figura representa una de las fases que el Comunismo supuestamente somete a la gente. En el suelo hay frases y nombres de las víctimas encarceladas, perseguidas, fallecidas…
  • Muro de Jonh Lennon, tras la muerte de Lennon de forma espontánea la gente fue a escribir letras de The Beatles y a pintar imágenes, grafiti… pero no hagáis caso de las fotos online. Ha habido dibujos muy chulos, pero como cada uno que llega puede escribir y poner lo que quiere y los más bonitos ya no se ven. (Velkoprevorske namesti 118 00)
  • Molino del Gran Prior
  • Paseo del Semáforo (U Luzickeho seminare nº24), una calle tan estrecha que tuvieron que poner un semáforo para regular las subidas y bajadas. Eso si, hay un botoncito en cada estreno para solicitar el cambio de color.

Y desde este paseo estamos a dos pasos de cruzar el famoso puente. Obviamente abarrotado de gente pero aun así maravilloso. Sus luces y sus sombras, así como las vistas de Mala strana lo hacen muy especial. Leyendas: En cada lado del puente hay 30 estatuas de santos, la de San Juan Nepomuceno es la más relevante; ya que este santo era el confesor de la esposa del rey Wenceslao VI. El rey le pidió al apóstol que le contase los secretos que su esposa le contaba, y como el apostol se negó el rey mandó que le cortasen la lengua y lo arrojasen al rió desde el puente. // Otra dice que para elevar sus bloques se utilizaron yemas de huevo en la mezcla para hacerlo más fuerte. 

Día 3: Terezín + Barrio nuevo

Mañana: TerezínPara llegar a este pueblo, que está a unos 70km de Praga cogí el bus, aquí tenéis los horarios, y por 4€ y en una hora aproximadamente estás allí. Para llegar a la estación hay que ir en tranvía o metro, yo cuando “llevo prisa” prefiero el metro, pero entender cómo coger billetes es una locura, porque las máquinas antiguas son incomprensibles. Así que hacedlo en los Minimarkets, que la mayoría tienen máquinas nuevas donde comprar los billetes. 

Terezín es un pueblo fantasmal que tiene en su historia haber sido un gueto nazi, y desde entonces no han conseguido levantar cabeza pese a haber llevado a cabo renovaciones urbanísticas o intentos de explotación turística. Los buses que llegan a Terezín tienen dos paradas: una junto a la fortaleza y otra en el centro del pueblo. La primera está justo en la puerta del cementerio, que impresiona por las dos grandes esculturas metálicas (una cruz y una estrella de David), y al final del mismo tenéis la fortaleza. El acceso a la mayoría de las cosas es gratuito, pero para entrar en la fortaleza hay packs:
Combinado: Fortaleza + Museo del gueto + Barracones             

Normal = 215 CZK              Reducido = 165 CZK           Familiar (2 adultos + 3 niños)= 425 CZK

Unitario: Fortaleza o Museo del gueto             

Normal = 175 CZK              Reducido = 145 CZK

*Al final de la visita del barracón se proyecta La ciudad regalada, una película propagandística grabada por los Nazis para demostrarle a Cruz Roja que no trataba mal a los judíos.
El resto, como digo, es gratuito:

  • Prayer room from the time of the Terezin guetto and replica of attic.
  • Columbario, Morgue y salas ceremoniales.
  • Crematorio
  • Cementerio

Es difícil cruzarse con alguien por el pueblo, lo que permite vivir de forma más real la experiencia (no está tan masificado como otros lugares abiertos al turismo relativos al horror nazi). En especial cuando paseando por la plaza central los altavoces y megáfonos diseminados por el pueblo desde que era un gueto empiezan a hablar en checo… un poco gore.


Donde comer

  • U kroka
  • Pod Vysehradem

Tarde: Barrio Nuevo (Nové Mesto)

  • Plaza de Wenceslao
  • Teatro Nacional
  • Buncker bajo el hotel Jalta
  • Casa danzante
  • Ciudadela de Vysehrad, donde visitar la Basílica Minor, el Cementerio, la Fortaleza y las Vistas al Moldova
  • Iglesia Anthropoid (San Cirilo y San Metodio), durante la segunda guerra Mundial la Operación Antropoide consistió en el atentado contra el más poderoso y temido de los jerarcas nazis, el teniente general Reinhard Heydrich, jefe de la RSHA, protector de Bohemia y Moravia y unos de los artífices de la solución final. Un grupo de soldados organizó un atentado contra él, a la altura de esta de esta iglesia. Y en ella se pueden ver aun los agujeros de bala.
  • Pasaje de Lucerna (centro comercial con una escultura de David Cerny)
  • Museo comunista de Praga

Día 4: Kutná Hora

Ciudad de unos 20.000 habitantes en la región de Bohemia Central. En su momento, por las minas de plata, llegó a competir en importancia con Praga, pero la inundación de las minas, las guerras y la peste dejaron la ciudad en la ruina. Aun así tiene zonas súper interesantes que ver y relacionadas por tickets combinados:

  • Osario + Iglesia de Nuestra Señora* ; 120CZK (80CZK la reducida)
  • Osario + Nuestra Señora + Iglesia de Santa Bárbara **; 220CZK (155CZK reducida)
  • Osario + Nuestra Señora + Santa Bérbara + Colegio Jesuita **; 305CZK (210CZK reducida)

*A 100m del Osario**A 3,5km del Osario

Para llegar desde Praga la mejor opción para mi fue el tren, estos salen dede la estación Praga hl.n aproximadamente cada hora en punto. La estación de destino es Kutná Hora hl.n, a donde llegareis en unos 50min por unos 110CZK (alrededor de 4€) Desde la estación hay dos opciones para llegar tanto al Osario como al centro de la ciudad:

  1. A pie: El Osario está a 1km, hay que atravesar un polígono completamente seguro. Según salgáis de la estación giras a la derecha y todo recto (pronto veréis los carteles hacia el “Osarium” o “Centrum”) Y desde él la ciudad está a unos 3km
  2. En bus: Os sirven el 1 y el 7, se paga directamente al conductor y el precio por billete es de 12CZK (para regresar a la estación, el bus que va directo de Kutná Hora a la estación es el 6)
  • Osario. En 1278 el abad de Sedlec viajó a Tierra Santa y a su regreso esparció por el cementerio de la ciudad un puñado de arena del Gólgota; por ello miles de personas entendieron dicho cementerio como un lugar sagrado. En torno al 1400 había tal excedente de huesos que se hizo necesario construir una capilla donde almacenarlos (albergando los restos de unas 40.000 personas. En 1870 la familia Schwarzenberg contrató al tallista Frantisek Rint para ordenar esos huesos, quien lo hizo construyendo la actual capilla hecha íntegramente de huesos (la lámpara, utilizando todos los huesos humanos, o el escudo de armas)
  • Catedral de Santa Bárbara. Se conoce como catedral aunque no lo sea legítimamente. Eso no ha hecho que no sea una de las iglesias más famosas de Europa central: por su figura, sus vidrieras, su majestuosidad y por haber sido iniciada por los habitantes de la ciudad en 1388. Situada junto al colegio jesuita y en un valle que permite unas vistas espectaculares de Kutná Hora. 
  • Colegio Jesuita Horario: 9-16h de Noviembre a Febrero/Marzo. 8-18h de Marzo a Octubre

Dónde come:r Bistro Barborská, un pequeño restaurante (¡¡¡sin baño!!!) con una pequeña carta de hamburguesas exquisitas.

Día 5: Karlovy Vary

La leyenda dice que Carlos IV salió a cazar y su perro se cayó a uno de los manantiales de esta zona. Viendo el emperador que había más de uno y su valía termal y medicinal decidió fundar esta ciudad. 

Karlovy vary es conocida como el spa de Europa, y fue frecuentada en el XIX por ilustres como Goethe o Mozart (cuyas casas encontrareis a lo largo del paseo principal de la ciudad) Actualmente no ha perdido ese puntito intelectual, ya que cada año se celebra un Festival de Cine que es el que hace que esta ciudad siga siendo importante.
Para llegar a Karlovy Vary, a unos 100km, podéis coger el bus (la opción que yo elegí), el coche o excursiones programadas como ésta (que por gente que conozco y la ha contratado está bastante bien) En autobús se tarda unas 2h, vale unos 5€ y tienen wifi, pelis…

Su fama termal viene por los 15 manantiales de aguas enriquecidas con sulfatos, bicarbonato y sodio que están entre los 25 y los 70º. Cada una tiene un beneficio para la salud, por ello veréis en las distintas fuentes públicas a gente local rellenando botellas o garrafas de agua. Evidentemente lo que se espera de nosotros es que hagamos el circuito probando todas las aguas.

Desde la estación (donde encontrareis una gran botella de Becherovka, un licor de raíces, 20 hierbas y especias especialidad de esta ciudad) una larga y ancha calle llena de tiendas de souvenirs y cafeterías nos lleva al río, junto a este las tiendas de tazas típicas nos informan de que estamos llegando a las fuentes. Las tazas típicas de Karlovy Vary destacan porque su forma es idónea para tomar estas aguas, pues el asa es, al mismo tiempo, una pajita, y las tazas son alargadas y estrechas.

El interés de la ciudad se organiza en torno a los dos márgenes del río:

  • Columnata del Parque. En el Parque de Dvorak, columnata reconstruida en los 60 y rodeada de edificios metálicos del XIX.
  • Columnata del Molino. Se terminó de construir en 1881 y presenta una ostentosa estructura neo-renacentista de 132m de largo y 124 columnas corintias.
  • Columnata del Mercado. En madera blanca tallada inspirada en la arquitectura suiza; data de 1883.
  • Columnata del castillo, junto a la torre del castillo (único vestigio del castillo gótico que tuvo la ciudad en tiempos de Carlos IV)
  • Antigua sede de los Caballeros de Malta
  • Casa de Mozart
  • Casa de Goethe
  • Iglesia ortodoxa de Pedro y Pablo. De finales del XIX y financiada por los visitantes rusos de la ciudad que iban a disfrutar de las aguas termales. 
  • Gran Hotel Pupp, de majestuosa arquitectura y que finaliza el recorrido.

Donde comer 

  • Café Elefant
  • Pizzería Capri

*De Karlovy Vary no hay que irse sin probar sus famosas obleas con decenas de sabores. Además, si se comen a la vez que las aguas, los componentes de estas medicinales aguas, le cambian muchísimo el sabor.