Ayllón

Se trata de un pueblecito perfecto para una escapadita relámpago de un día desde Madrid. Para llegar allí en transporte público podéis hacerlo desde los buses dirección Burgo de Osma que tiene Alsa y que salen de Plaza Castilla. Otra opción es vuestro coche, si tenéis, en cuyo caso hay que coger la A-1 y desviarse por la salida 103.

El Río Aguisejo que divide el pueblo en dos, por un lado la zona nueva y por el otra la antigua villa medieval, la que nos interesa. Ayllón fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1973, además de recibir premios por el embellecimiento del pueblo. Del 1 de mayo al 1 de noviembre, los fines de semana, se realizan visitas teatralizadas, los sábados a las 12h y a las 19h y los domingos a las 12h. (dura aprox. una hora y media, vale 6,50€ o 5,50€ para grupos y hay que reservar cunos 10 días antes en: visitasteatralizadas@ayllon.es o turismo@ayllon.es)

-Arco de Ayllón, única puerta que se conserva de la muralla que protegía la ciudad.  Se reformó gracias a los Marqueses de Villena a mediados del siglo XVI. Esta puerta de dos arcos de sillería tiene en lo alto un matacán para arrojar cosas al enemigo. Conserva, además, cuatro escudos de las familias más influyentes de la época: los Pacheco, los San Esteban de Gormaz, los Duques de Escalona y los Marqueses de Villena y Moya.

-Palacio de los Contreras, de 1497 erigido sobre la antigua casa del valido de Rey Juan II. De estilo plateresco con tres escudos de armas y una cenefa en el dintel simulando un cordón franciscano.

Plaza Mayor, con el Ayuntamiento (del siglo XVI y mandado construir por los Marqueses de Villena, el reloj fue añadido en el año 1756), y la Iglesia de San Miguel (templo románico del XII aunque es un claro ejemplo de reaprovechamiento pues usaron los muros de mampostería de un edificio civil anterior, tiene además añadidos posteriores, como el pórtico con un balcón, el retablo barroco y las tumbas de distintas personalidades del pueblo; hoy es la Oficina de turismo)

Plaza Ángel del Alcázar, con la Iglesia de Santa María la Mayor.

Convento de las Madres Concepcionistas (actualmente es una hospedería) por lo que hay que consolarse con la fachada románica.

Casa de la Torre, edificio civil más antiguo de Ayllón que ha residencia de nobles, prisión, cuartel de la Guardia Civil…

Palacio del Obispo Vellosillo, de a finales del XVI. Alberga el Museo de Arte Contemporáneo y la Biblioteca Municipal.

Iglesia de San Nicolás, solo se  conserva la portada y da acceso al cementerio viejo, típico sitio de peli de miedo que tanto me molan.

Alejándonos un poco del casco histórico encontramos:

Paseo de las Bodegas, en el Cerro del Corazón de Jesús y la Martina podréis ver algunas bodegas excavadas en la ladera de la roca, muchas abandonadas o sin puerta (lo que las convierte en picaderos o baños improvisados, por lo que cuidadito al entrar)

Torre de la Martina y Los paredones, restos de la fortaleza árabe del XIV.