Escapada a Sintra

Cuando todas las guías, blogs y programas de televisión proponen o recomiendan esta excursión por algo será ¿no?


Si habéis ido en coche tenéis esta ciudad encantada a 30min de Lisboa, si no tenéis excursiones que os llevan a Sintra. En transporte público es un poco lioso, pero hablando (¡aunque sea por señas!) se entiende la gente; el bus que os lleva es el 18833 (sino miradlo aquí


Es Patrimonio de la Humanidad, y cuando lleguéis entenderéis el por qué. Se sitúa en un parque natural y es conocida como la ciudad de los palacios. El pueblo es un pueblo más, pero desde que lo veáis sabréis a donde dirigimos. A la colina. Esta alberga:

  • Castelo dos Mouros, en ruinas pero con muy buenas vistas de la Sierra de Sintra.
  • La Quinta da Regaleira, espero que estéis dispuestos a deslumbras. A mi no me dijeron qué era, solo que tenía que ir. Y lo mismo os digo. Solo os chivaré que el dueño era masón y la casa está llena de notitas masónicas. Os aseguró que será de esos sitios donde volveréis, que siempre recordaréis y que recomendareis como loc@s.
  • Palacio da Pena. Residencia de colores y diferentes estilos arquitectónicos en lo alto de la colina. Intentad llegar pronto para no quedaros sin entradas. Y dicho esto tengo dos recomendaciones/consejos:
  1. Si vais en invierno, según me han contado varios portugueses, moriréis de amor, ya que los colores del palacio entran en contraste con el paisaje nevado y parecerá que habéis pegado un salto a un cuento de hagas.
  2. Si vais en verano ¡estáis de suerte! porque en temporada alta (del 1 de agosto al 15 de septiembre) los jueves, y solo los jueves, hay visitas nocturnas. Si habéis bajado al pueblo a cenar (después de ver el resto de Sintra, el autobús 434 que sale desde la estación de tren con el cartel de “servicio ocasional” os lleva a la puerta (la última salida desde el Palacio al centro es a las 00:30) Si escogéis esta opción, eso si, no podréis ver el Parque natural y el valle de los lagos, pero yo me enamoré, me re-enamoré y me volví a enamorar al ver esos colores de noche, las vistas nocturnas….