Roma en 4 días

Más que una ciudad es un museo al aire libre, con el plus de poder perderse por sus calles y poder disfrutar de una de las gastronomías más sabrosas del mundo.

Viajar de España a Roma no sale caro porque hay muchos vuelos a diario, en mi caso por tan solo 60€ fui y volví. Para conseguir precios así de estupendos, y sin necesidad de cogerlos con mucha antelación, buscad aquí.

En cuanto al alojamiento… Ya depende de los gustos. Si queréis estar en el centro con todo a un paso, y pagad un poquito más, o alejaos y ahorraros unos eurillos. En ese caso yo os recomiendo Termini: es una zona de intercambio de transportes, ir desde allí al aeropuerto es directo ¡y al centro también! 

Para llegar al centro desde el aeropuerto hay varias opciones:

  • Desde el Aeropuerto de Roma-Fiumicino: 
  1. En transporte público: el autobús LE 3320 Fiumicino Aeroporto os dejará en la estación de Termini, y desde allí la línea roja de metro os llevará al centro) En tren, el Leonardo express por 14€) o la línea FL1 (8€)
  2. Autobuses especiales: con compañías como Terravisión o Shiaffini.
  3. Taxi, con una tarifa fija de 48€
  4. O bien podéis reservar un transfer directo.
  • Desde el Aeropuerto de Roma-Ciampino 
  1. En transporte público. el autobús 520 os dejará en campanelle, allí deberéis coger el REd (tipo cercanías) 7187Frascati y al llegar a Termini la línea roja de metro.
  2. En bus especial, con Terravisión o Shiaffini 
  3. En taxi, con tarifa fija hasta el centro por 30€.
  4. Transfer directo.

Moverse por Roma no es complicado: la lengua se entiende “fácilmente”, su red de metro es muy pequeña (ya que cada vez que excavan intentando ampliarla se encuentran unas ruinas nuevas) y los autobuses funcionan muy bien, aunque si no tenéis cuidado intentarán atropellaos hasta en los pasos de cebra (el billete sencillo cuesta 1.5€) Aunque si tenéis la Roma card, durante los días en los que sea válida, no os debéis preocupad pues incluye el transporte público ilimitado.

Como digo, para moverse por allí una de las mejores ideas es hacerse con una tarjeta turística. Y hay dos para elegir:

  • Roma card (con opciones de 48h y 72h)
  • OMNIA Vatican. Evita las colas del Vaticano, que son interminables, cuesta unos 113€ e incluye, además del vaticano, dos monumentos a elegir entre Coliseo, Foro Romano y Palatino – Museos Capitolinos – Galería Borghese – Castillo Sant’ Angelo.

*Tened en cuenta que el primer domingo del mes muchos monumentos son gratuitos: Coliseo, Foro, Palatino,  Castello Sant’Angelo, Galleria Borghese, Terme di Caracalla… En el caso de los Museos Vaticanoses el último domingo del mes en el que la entrada es gratuita. 

Antes de empezar con mi propuesta de itinerario tenéis que tener en cuenta que soy una friki de la arqueología y que puedo otorgar un tiempo a museos o monumentos que vosotros no. Intentad amoldarlo a vuestros gustos, ya que nunca pongo sitios muy lejanos entre la tarde y la mañana.

Día 1: Mañana

  • Piazza Venezia, presidida por el Monumento Nazionale Vittorio Emanuele II (su puede subir a la terraza)
  • Foro Traiano (con la fabulosa Columna de Trajano)
  • Mercado de Trajano, mercado que se conserva más antiguo del mundo
  • Plaza Campidoglio
  • Museos capitolinos (con unas gran vistas)
  • Foro romano, abre Todos los días (menos el 25 de diciembre y 1 de enero) desde las 8:30 hasta una hora antes de la puesta de sol.
  • Domus aurea
  • Colina Palatina
  • Boca de la verdad (a un lado de Santa María in Cosmedin)
  • Forum Boarium
  • Coliseo Romano, abre Todos los días (menos el 25 de diciembre y 1 de enero) desde las 8:30 hasta una hora antes de la puesta de sol. (si pretendéis salir por la noche a tomar unas copas tened en cuenta que esta es una zona LGTB estupenda) 
  • Arco de Constantino, 
  • Circo máximo
  • Termas de Caracalla
  • Pirámide de Cayo Cestio (erigida como sepulcro en el año 12 a. C.)

Día 2: Mañana

  • Isla Tiberina
  • Trastévere, barrio romano típico de las películas en el que perderse y disfrutar de Roma. Por el camino id a ver Santa MaríaSanta Cecilia in Trastevere, la Porta Portese y el Teatro Marcello. Ya que estáis por aquí ¡comed! tiene de los mejores restaurante de la ciudad a un precio genial.

Tarde

  • Barrio judío
  • Fuente de las Tortugas
  • Las críptas Balbi
  • Área Sacra.
  • Museo de Roma
  • Piazza Navona, con 3 fuentes y la mejor heladería del mundo (dando fe muchísimos premios), el ambiente de uno de los rincones más bellos de la ciudad.
  • Panteón de Agripa, abre de lunes a sábado de 8:30-19:30h y los domingos de 9:00-18:00h siempre y cuando no tengáis mala suerte y haya alguna celebración o boda.
  • Fontana di Trevi, donde, tras asombraos por lo magnífico de la fuente (en una plaza tan pequeña y abarrotada), recordad que tenéis que lanzar monedas por encima del hombro derecho: Si arrojáis una volveréis a Roma; si arrojáis dos encontraréis el amor en Italia; y si arrojáis tres os casaréis con la persona que conocisteis (aunque esto ha variado un poco con el tiempo a “volveréis a Roma con vuestra pareja.
  • Templo de Adriano 
  • Plaza Colonna.
Si buscáis planes diferentes…

Día 3: Mañana

  • Vaticano
  • Sus museos, donde, os interese, entendáis el arte o no, pasarés hora. Es hipnótico. Abren de lunes a sábado de 9:00-18:00 (último acceso a las 16:00) y solo el último domingo de mes de 9:00 a 14:00 horas (último acceso a las 12:30)
  • Plaza San Pedro, 
  • Basílica de San Pedro (donde hay que entrar tapa@ (ni escotes, tirantes ni minifaldas, pantalones muy cortos…) si vais en verano y pretendéis ir con ese tipo de ropa echaos una pasmina al bolso/mochila u os echarán para atrás después de haber esperado toda la cola. Abierta de octubre a marzo, de 7:00 a 18:30 horas, y de abril a septiembre, de 7:00 a 19:00; la cúpula abre una hora después y cierra una hora antes.
  • Necrópolis Vaticana, donde hay que reservar con muuuucha antelación

Tarde

  • Museo y Villa Borghese, para entrar hay que reservar por anticipado en la web oficialo con una visita guiada en español.
  • Mirador de Pincio
  • Piazza del Popolo, que alberga las dos iglesias gemelas.
  • Plaza España
  • Puente Umberto I, típico de las postales en las que mejor se ve el vaticano.
  • Castillo Sant’Angelo, con uno de los mejores miradores de la ciudad. Abre de martes a domingo: de 9:00 a 19:00h

Día 4: Mañana

  • Catacumbas de San Calixto.
  • Vía Apia, con calzadas romanas conservadas bastante bien.
  • Basílica de Santa María Maggiore
  • Basílica de San Juan de Letrán, primera iglesia que se construyó en Roma; edificada junto a la Escalera Santa, escalera traída desde Jerusalén ya que supuestamente fue la que Jesús subió para su juicio el Viernes Santo.

Tarde

  • Barrio Monti, lleno de galerías de arte, tiendas vintage, cafeterías y vinerías. Ya que estáis por aquí, es un buen sitio donde comer.
  • Quattro Fontane, plaza en la que en cada esquina hay una fuente renacentista.
  • Piazza Barberini, con la Fuente del Tritón de Bernini.
  • Cripta de los Capuchinos, creada con huesos humanos.
  • Santa Maria della Vittoria, en la que en su interior podrás ver el “El Éxtasis de Santa Teresa” de Bernini, que en función de la hora se puede observar el efecto de luz que el escultor quiso darle.
  • Fuente de Moisés
  • Palazzo Massimo alle Terme

Si tenéis más tiempo, como amante de la arqueología que soy, os dejo un par de opciones de excursiones: