Una semana en Sicilia

Después de haber vivido allí quedé enamorada de esta fabulosa isla ¡y es que temen de todo!: buena comida, gente encantadora, y arte a raudales. Para conocerla al dedillo haría falta toda una vida, y de hecho yo no me canso de volver; pero en una semana, corriendo mucho, se puede ver todo lo destacable.

Para llegar allí hay dos aeropuertos: en Palermo (Punta Raisi) y en Catania. Aunque Palermo sea la capital mirad los precios porque muchas veces, por la afluencia de vuelos, sale más económico viajar hasta Catania.

Mi último viaje de este tipo ha sido en agosto de 2019, el cual, evidentemente, hay que hacerlo en coche, podéis alquilarlo en webs como esta y no salen muy caro, por unos 300€ la semana recorréis todo sin quedaos tirados a medio camino. A mi en concreto me valió 327€ (a lo que hay que añadir 25€ diarios del seguro)

Una de las curiosidades sicilianas respecto a las gasolineras  es que tienen la opción de self-service y otra donde un empleado se encarga de repostar. La diferencia de precio es de hasta 0,20€ al litro!

Evidentemente hay que ir cambiando de hotel, y yo opté por hostales u hoteles baratillos (para así gastarme lo que me ahorraba en monumentos) Que hay muchos.

Los helados italianos están de muerte, no es una novedad. Pero en Sicilia se comen Brioscias, un bollo suizo relleno de helado y con chocolate caliente por encima. El mejor de todos es Brioscià.

Empezamos con la guía:

Con el código PXT2TS42RQ

Día 1: Palermo (podéis coger visitas guiadas como esta o seguir el itinerario que yo propongo) 

  • Capilla Palatina – Palacio de los normandos, capilla bizantina encargada en 1132 por Rogelio II de Sicilia como reemplazo de la capilla anterior (ahora la cripta) construida alrededor de 1080 con columnas clásicas recicladas. Alrededor ella se construyó el Palacio. En julio de 2015, este conjunto y las catedrales de Cefalú y Monreale fue incluido en la lista del patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La entrada de la exposición donde se explica la evolución del edificio y la capilla son 12€, si queréis ver el resto del Palacio son 17€.
  • Catedral de Palermo, entrar es gratuito y subir al tejado cuesta 5€.
  • Plaza de las 4 esquinas
  • Fontana della vergogna(o piazza della pretoria) llamada así porque entre el siglo XVIII y 1860, la fuente se consideró la representación de la corrupción del ayuntamiento, y los palermitanos apodaron la plaza, también por las estatuas desnudas, Plaza de la vergüenza.
  • Teatro massimo
  • Piazza politeama
  • Catacumbas de los capuchinos, en ella descansan cientos de cuerpos: en las paredes, el suelo… está dividida en la sección general, la de hombres, la de niños y la de mujeres (en esta última, en una vitrina, tienen a la niña mejor conservada del mundo) Cuidado con la zona, ahora un parking-mercado, no es muy recomendable. Id con 1000 ojos. La entrada cuesta 4€

Comer: Ferro di Cavalho, A mi me pillaba cerca del hotel (ya que está en Vía Roma) y del parking. Todo está buenísimo, tiene una terracota nocturna preciosa y de precio está genial.

Al 59, al estar en un sitio turístico es un poco más caro; pero está todo taaaaaaan bueno.

  • Monreale:Donde solo tiene que ver la catedral, uno de los mejores ejemplos de arte normando. Os pueden contad toda la historia de la ciudad y la catedral con visitas guiadas como esta
  • Mondello, una de las mejores playas que tiene Palermo y, según Goethe, el lugar más bonito que había visto en su vida. La entrada al lido son unos 6€.
  • Si llegáis a Agrigento antes de que anochezca, id a ver el atardecer a La Scala dei Turchi. Su acantilado de roca blanca, con formaciones raras que con la luz del atardecer son fabulosas, y así aprovecháis a daos un bañito 🙂 Estará, como siempre, lleno de gente viendo el atardecer.

Dormir en Agrigento

Día 2: La región de Trapani tiene una zona que se conoce como la Ruta de la Sal, por las salinas que se ven en el camino entre pueblos (caso de Salinas de Nuvia) En este camino desde Palermo hay que destacar:     

  • Tonnara di Scopello, con la reserva natural Lo Zingaro (donde hay playas tan impresionantes como la cala capreria (la cual tiene un coste de 7€ y cierra a las 19h), del varo, della disa);
  • San Vito lo Capo con una de las mejores playas de todo Sicilia: Playa de Isolidda.
  • Erice, pueblo de piedra medieval muy bien conservado, en lo alto de la montaña, si vais un día de nubes estaréis en el Edén, ya que no se verá la parte baja de la montaña; parecerá que el pueblo está sobre las nubes ¡y es que lo estará!
  • Segesta, con el templo griego mejor conservado de toda la isla y un teatro en medio del campo, y Selinunte, con un templo más derruido pero más grande.
  • Corleone, patria de la Mafia real y de la ficticia de El Padrino. Yo fui y me pareció una pérdida de tiempo, os lo pongo por si os interesa pero no lo recomiendo para nada.

*Dormir en Agrigento

Día 3: : Agrigento – Valle de los templos (recinto arqueológico protegido por la UNESCO en el que se encuentran una docena de templos griegos restaurados por los romanos) Tiene parking, donde por 3€ se pueden coger unos taxis que llevan hasta la puerta del parque arqueológico. Hace un calor del carajo, así que si vais en verano aprovechad que abren ¡hasta las 24h!

A la entrada de la Villa del Casale está el restaurante Trinacria, donde por 20€ saldréis rodando ¿qué tamaño que tienen los platos! y que buenos.

  • Villa Romana del Casale: Con mosaicos únicos Patrimonio Mundial de la Unesco.
  • Módica, Ragusa y Noto: Son muy parecidas, en la ladera de una montaña. Si hay que parar solo en una me decantaríaí por Noto (por ver su catedral por fuera) . Esta última es una ciudad nacida de la devastación de un terremoto en el siglo XVII, de la que destaca la Reserva Natural de Vendicari, con flamencos, tortugas…

*Dormir en Siracusa

Día 4: Siracusa

  • La isla de Ortigia, se une a Siracusa por el Ponte novo y de noche, quizá por el puerto, tiene un encanto especial.
  • Catedral de Siracusa. Del siglo VII sobre el antiguo Templo de Atenea, es símbolo de la ciudad.
  • La Piazza Archimede. Con la Fontana di Diana, obra maestra de Moschetti.
  • Castillo de Euríalo. Una de las fortalezas más importantes de la antigüedad, fue inexpugnable gracias a los 3 fosos que lo rodean.
  • Fontana de Aretusa y la fachada de la catedral.  
  • Neápolis (Parque arqueológico) con el Teatro Greco, un espectacular anfiteatro romano y la gran cueva llamada la Oreja de Dionisio (con forma de pabellón auditivo y un gran número de leyendas) Situado en la ciudad nueva.

*Dormir en Catania

Día 5: Catania, salpicada por la historia del Etna, ya que fue sepultada en el siglo XVII dejando desolación y muerte a más de 20.000 personas. La organizan las calles Vittorio Emanuele II y Etnea.

  • Duomo y termas bajo él
  • Fontana del Elefante, símbolo de la ciudad, porque al parecer en el pasado remoto hubo elefantes enanos en la isla. Al parecer trae buena suerte pisarle los testículos al elefante (el elefante está sobre un pequeño obelisco, la suerte es pisar su sombra, no hagáis como mi padre e intentéis escalar el obelisco para pisarlos)
  • Fontana dell’Amenano
  • Teatro griego
  • Parque con calendario
  • Iglesia derruida
  • Restos del anfiteatro

Día 6: Taormina, ubicada frente al mar, junto a una espectacular terraza en el monte Tauro; de gran riqueza sobre todo por haber sido antigua capital bizantina. 

  • Teatro Greco. 
  • Piazza del Duomo y la Piazza IX Aprile
  • Chiesa San Giuseppe
  • La Isola Bella. Sólo es accesible cuando la marea baja.
  • Las vistas desde la ciudadela de Castelmola, joya histórica medieval a 5km de ascenso con unas vistas realmente bonitas y un castillo de origen árabe. Se puede ir en autobús o con visitas guiadas como esta que os enseñarán Taormina y esto explicándoos todo. 
  • Volcán Etna. Declarado Patrimonio de la Humanidad y uno de los volcanes más activos del mundo. Se puede visitar andando, en coche hasta el Rifugio Sapienza por una carretera muy bien asfaltada y donde solo hay que pagar el parking, en funicular o con visitas guiadas que incluyan cata de vinos o con las que os enseñen Taormina y el volcán. Allí, además de recorrer los cráteres hay actividades como la cata de vinos volcánicos. Podéis coger solo el funicular, que son unos 15€ por persona; o coger la excursión completa (funicular + autobús + paseo guiado de unos 40´) por 65€. Ha sido una de las excursiones que más me ha gustado EN MI VIDA.

*Dormir en Taormina

Día 7:  Cefalu, pueblo con de carácter medieval con una iglesia que llama la atención por estar la mitad volando sobre el mar. Es famoso el pueblo por su pequeño pero fabuloso muelle (por las vistas) y por tener una de las playas más famosas de toda Sicilia, la playa de Cefalu (llena de gente, eso si). En el muelle atravesando una pequeña puerta en el muro llegaréis a las rocas y al mar abierto; y si subís por las escaleras hasta la parte alta del muro, encontraréis una panorámica perfecta.

La Roca es la montañita que domina el pueblo. La subida empieza por la Cuesta de los Saracenos y atraviesa tres murallas, el templo de Diana (del s.IX a.C), el antiguo castillo en unos 30/40 min. Cuesta 4€. Leyenda: la Roca tiene forma de cabeza; de hecho, Cefalú, viene del griego “kephaloidion” (cubre cabezas)

Duomo de Cefalú Patrimonio Unesco por su arquitectura arabo-normanda, su mosaico bizantino del s.VI y su claustro normando (único en Sicilia) Leyenda: Rogelio II mandó construir esta catedral tras sobrevivir de milagro a un naufragio y llegar justo a Cefalú.